Hola, hola, hola…. ¡Desde mi casa! Dónde llevo metida desde el 12 de marzo, como tantísima gente, y de la que solo salgo apenas media hora al día en total para que mi pequeño Jordan (perro) se desahogue y una vez a la semana, a comprar.

Lo cual, para quien no hace ninguna de las 2 cosas, tan siquiera, os diré que no es ningún alivio, y no sirve como: -Al menos tú sales un poco-. Porque la verdad es que estas escapadas se viven con mucho estrés y desgana.

Pero bueno, hoy es 23 de Abril, y yo vivo en Catalunya y soy catalana. Así que muchos ya me debéis entender. Por un lado estoy rabiando de no poder disfrutar de un día tan bonito, soleado y precioso. De no poder estar paseando entre libros y rosas, felicitando a todo el que te cruzas y buscando a tu escritor/a preferido/a para que te dedique una de sus novelas.

El día de Sant Jordi, es mágico, para mi a la altura de fin de año o de la verbena de Sant Joan. De esos días que te hacen feliz.

Pero bueno, estamos todos en casa.

Y aquí viene, el otro lado de la tortilla. En realidad, estoy en casa, con mi familia, nos hemos felicitado y mi pequeña gran chica ha aparecido saltando por el pasillo de casa diciendo que había ganado el premio literario de su instituto (¿Tú sabías que había presentado un texto? Pues yo tampoco). Mi hijo ha hecho un punto de libro bien creativo para un trabajo de clase. Y los 4 más el resto de la familia directa, estamos sanos. O sea, que a quién le importa si hoy no podemos salir a comprar un libro o una rosa. Y todo lo demás….

¡Eso sí! Esta noche tenemos que decirnos que libro nos gustaría comprar, y cuando podamos salir, haremos el ritual igualmente, y con suerte me cae más de un libro (como otros años, ja ja ja).

Porque si algo bueno sacaremos de esta situación de confinamiento, es el contextualizar, el frenar, el pensar y el valorar, más y mejor.

Una vez acabada esta intro que me ha quedado mucho más larga de lo que yo quería, os vengo a recomendar unos libros. En concreto 2. Unos libros que se complementan para mi a la perfección y que son atemporales y gustaran tanto a adolescentes como a adultos. ¡De verdad!

Lo cierto es que paso bastante de haceros una sinopsis o resumen de cada libro y todo eso, hoy por hoy, estáis a un clic de toda esa información y mucho más rigurosa de lo que pueda aportar yo. Lo que os quiero explicar en cambio es porque me parecen tan increíblemente complementarios, necesarios hoy en día (aunque uno tiene más de 30 años) y bonitos y horribles a la vez.

Mis propuestas hoy para vosotros son: CARRIE (de Stephen King) y INVISIBLE (de Eloy Moreno). Quizás no hayáis leído ninguno de los 2, o solo 1 o los 2. A mi me pasaba una cosa, tenia pavor de leer a Stephen King, me daba pánico sentir terror en un libro, así que nunca me planteé leer nada de él hasta que me explicaron un poquito más, y me recomendaron empezar por Carrie, su 1ª novela publicada en 1974. Me explicaron que a veces S.King en sus novelas te hace sufrir, porque sus personajes sufren y hay conceptos sobrenaturales, pero que las películas han hecho creer que sus novelas son más de terror de lo que lo son en verdad. (Aunque yo sigo pensando que tiene algunos libros de mucho miedo).CARRIE | STEPHEN KING | Comprar libro 9788497595698

Con Invisible, diré que lo conocí por Instagram, mucho “bookstagramero” salía con esta novela y también en youtube. Reconozco que sentía un poco de curiosidad, y entonces recordé que una persona me había dicho que le encantaba su novela “El bolígrafo de gel verde”, que le cambió la vida, y yo al ver un ejemplar de Invisible en la estantería de “recomendados por los lectores” de la biblioteca, lo cogí por impulso y me lo llevé a casita.

Los leí quizás con más de 1 año de diferencia el uno del otro, primero Carrie.

Carrie me hizo sentir miedo de la maldad humana, pero ella, me dio mucha ternura y lastima. Ganas de protegerla, y de explicarle tantas cosas.

Carrie (y su entorno) solo fue víctima de sus circunstancias y de todo el mal que le envolvía. Te hace desear una justicia divina cruel y dura, que, aunque sabes que no es demasiado moral, en tu interior, mientras lees, la deseas. Así que te remueve, te hace sufrir, y te emociona. Una novela intensa. Yo en algunos momentos, tenia que parar porque me resultaba demasiado.

Luego (y con varios libros por en medio) llegó Invisible. Un libro que empecé con curiosidad, que al principio no entendía muy bien, me costaba seguir el hilo un poco, por las descripciones que se hacían de los personajes que juegan un poco al despiste en sus presentaciones. Pero poco a poco, la bola de lana se va deshaciendo, y descubrimos a “otro” protagonista, indefenso ante la maldad de su entorno. Son otros tiempos, y otras maneras de presentar el dolor. Pero los monstruos son los mismos. Las pesadillas y el dolor se repiten y las ganas de abrazar, acompañar y mecer al protagonista te encoge el corazón página a página, deseando que el desenlace sea diferente al que tú esperas, y que una vez, se cumpla aquello del Ojo por ojo… ¡Por que ya está bien! (y repito que moralmente no es lo más aceptable y deseable en una sociedad como la nuestra, pero ¡quien me podría culpar!)

Acabando Invisible, vi la similitud, creo que fue el sentir de nuevo, lo mismo que sentí con Carrie. Y si, no tiene nada que ver un escritor con otro, ni las sociedades descritas, ni los propios personajes. Pero…. Los dos sufren lo mismo, los dos acaban teniendo un poder que les hace daño, aunque ellos creen que los protege. A los dos los tratan mal, a veces incluso las personas en las que más esperanzas ponen.  Y por todo esto, estas dos lecturas me resultan imprescindibles.

Deberían estar presentes en cualquier plan de estudio de instituto con adolescentes y si no es así, léetelos por placer, por ponerte en el pellejo de otro, por trabajar tu empatía, tu nivel de tolerancia al mal, al odio y a la venganza…. Tengas la edad que tengas, cuando puedas.

Solo añadir, que la forma en la que esta escrita Carrie, me encantó. Toda la novela sigue un hilo conductor perfecto, pero está escrita desde diferentes personajes, tiempos e incluso a partir de noticias de prensa recortadas de periódicos. Esto, bueno, me fascinó.

Ara ya si que acabo, estas son mis recomendaciones para hoy día de Sant Jordi. Te serán fáciles de encontrar para ebook seguramente o en tu biblioteca pública digital, así que si te apetece…. Y sino cuando todo esto acabe, no te olvides de ellos.

Si los lees o ya lo has hecho, me encantará saber tu opinión. Un beso, y Feliç Diada de Sant Jordi 2020.